martes, abril 23

Decenas de muertos en incendios en Chile

Los incendios forestales que han asolado las colinas costeras del centro de Chile desde el viernes han matado al menos a 51 personas y destruido más de 1.000 viviendas, y se teme que muchas más hayan muerto, según el gobierno nacional.

Los incendios están invadiendo Viña del Mar y Valparaíso, dos ciudades que forman una vasta región que alberga a más de un millón de personas en la costa central de Chile, a unos 120 kilómetros al noreste de la capital, Santiago.

Poco después del mediodía, el presidente Gabriel Boric sobrevoló la zona en helicóptero y dijo que su gobierno había trabajado para «asegurar los mayores recursos» en la historia de Chile para combatir los incendios durante la temporada de incendios forestales del país, que normalmente ocurren durante el verano del hemisferio sur y alcanzan su punto máximo en febrero. .

“Les aseguro que estaremos allí como gobierno para ayudarlos a recuperarse”, escribió en la plataforma de redes sociales.

El presidente Boric emitió el viernes por la tarde un decreto constitucional que otorga a su gobierno poderes adicionales para combatir incendios.

Los incendios en Chile se producen mientras Colombia también está combatiendo incendios en las montañas alrededor de Bogotá, la capital, mientras que docenas de otros incendios han ardido en todo el país, en lo que las autoridades dicen que es el enero más cálido en tres décadas. Los climatólogos han vinculado las sequías extremas y los incendios forestales con las tendencias al calentamiento que azotan a América del Sur.

Varias agencias chilenas, así como la fuerza aérea del país, desplegaron 92 aviones para sobrevolar los incendios mientras arrojaban agua. El gobierno también ha emitido un flujo constante de advertencias de evacuación, combinadas con llamados a la calma.

En varias ciudades han surgido refugios improvisados ​​y centros de apoyo, y las autoridades locales han pedido donaciones de agua potable, colchones, mantas y alimentos.

El Ministerio del Interior impuso un toque de queda el sábado a las 21 horas en Viña del Mar y varias ciudades cercanas.

El sábado por la mañana, la ministra del Interior de Chile, Carolina Tohá, dijo que entre las víctimas se encontraba una joven de 17 años.

Tohá advirtió que el número de muertos podría aumentar una vez que las autoridades obtengan acceso a las zonas afectadas. Añadió que 92 incendios siguen ardiendo en todo el país, 29 de los cuales siguen ardiendo y 40 han sido controlados, con más de 160 millas cuadradas de tierra ya arrasadas por los incendios.

La alcaldesa de Viña del Mar, Macarena Ripamonti, dijo que además de las víctimas confirmadas, 249 personas se encuentran desaparecidas.

Ocho zonas de la ciudad fueron evacuadas, incluidos pacientes en un hospital.

Este enero fue el segundo más cálido registrado en Santiago; el período más caluroso fue 2017, año también afectado por el fenómeno meteorológico El Niño, que suele traer altas temperaturas y fuertes lluvias a la costa del Pacífico de América del Sur.

Como los incendios azotan el centro y sur de Chile cada verano, el director regional de la Comisión Nacional Forestal de Chile para Valparaíso, Leonardo Moder, dijo que uno de los incendios parecía haber sido provocado deliberadamente y se dirigía hacia Viña del Mar.

El ayuntamiento de Valparaíso inició una investigación criminal, dijeron funcionarios.