lunes, abril 22

España ganó el bronce en el mundial de waterpolo | Deportado

España venció a Francia en la final de consolación de waterpolo del Mundial de Doha (14-10). El bronce obtenido es la octava medalla del equipo de 2018 y la décima de la delegación española del campeonato en Qatar. David Martín, entrenador de la selección, comentó que «el último partido» de una competición siempre es el más importante y España estaba para todos, ante un rival que ha mejorado mucho en los últimos tiempos, precisamente a partir de esa supo que iba a organizar la Juegos en el invierno de 2024. Este Mundial dio el salto. Sorprendió en la plantilla a Hungría, campeona del mundo, y llevó a Croacia a semifinales pese a los penaltis. España estaba avisada y no dejé ni un centímetro de sorpresa.

A España le costó entrar en acción, pero cuando lo hizo dominaron el partido por completo. La portería no se movió en los primeros tres minutos, con continuos errores de precisión y protagonismo de los porteros, sobre todo de Unai Aguirre. La defensa de David Martín estuvo a la altura, pero el ataque fue muy especial. Bernat Sanahuja fue quien abrió la puerta, pese a que España llegaba con más de tres minutos de retraso. Empath Bjorch, en una acción de superioridad (1-1), ya se aparta de entonces si violo la mejor versión de los españoles. Alberto Munárriz, con una gran derrota, puso el 2-1; Navarro ganó 3-1 a De Toro. Un penal convertido por Felipe Perrone, tras una con muy trenza bienda, puso el 4-1. Pero los franceses reaccionaron en el segundo cuarto. Tras ganar un partido en superioridad (4-2), Álvaro Granados no cayó del punto de penalti (5-2), un fallo de Vanpeperstraete encontró el 5-3 y Famera no cayó en superioridad (6-3).

En el segundo cuarto Perrone se impuso sobre el resto. El capitán español dirigió y anotó. Le ordené y le di la pausa y aceleración necesarias para que el grupo colocara el bronce muy cerca de su tripulación. Utiliza el 7-3 para concluir un partido y, aunque Zivkovic se retire (7-4), dos nuevos puntajes dominan el 9-4. Perrone y Sanahuja, al estar juntos, participaron aún más entre los muchos en una selección española que, al final, les aportó buena parte del trabajo que hicieron. El 10-4 fue un prodigio de precisión y resolución: desde el pase de batalla de Unai Aguirre a Álvaro Granados hasta la resolución del goleador, que remató tres o cuatro veces en Fontani para echar un poco de imaginación. No fue el único, pues con 10-5, los Granados fueron protagonistas de otra final de partido de gran nivel (11-5). En el último cuarto se reencontraron con 11-6 y en el intercambio final los franceses chocaron, pero nunca consiguieron inquietar (14-10).

España se levantó con una medalla más de este Mundial. Desde 2018, el equipo no se pierde el podio. Otras medallas: 2 medallas de oro (Mundial y Europea), tres medallas (1 Mundial, 2 Campeonatos de Europa) y 3 medallas de bronce (2 Campeonatos del Mundo y un Campeonato de Europa). Este equipo le otorgó una medalla, la más deseada, la olímpica.

Puedes seguirlo en EL PAÍS Deportes en FacebookXo escribe aquí para recibirlo nuestro boletín semanal.