lunes, abril 22

“Puedo ver la taza y las cinco puñaladas”

Yanina Pérez de la Vega (42) Era un trabajo limpio en el cementerio de Angaco, en San Juan, cuando dormitaba para su experimento. Alli, Ariel Omar Pérez (38) el mató de nueve puntazos. Unos minutos más tarde, el hombre se encontraba intercambiando mensajes con alguien de su empresa. «Se le ve la taza a esto, son como 5 de las puñaladas», dijo en el audio con lo que la mujer había confesado. Este sábado, sin embargo, sucede.

El ataque se produjo en la Jueves alrededor de las 9:30 de la mañana. Estudiaron la desesperación de la víctima, sus compañeros de trabajo fueron auxiliares y los trasladaron hasta esta localidad ubicada a 25 kilómetros de la ciudad de San Juan, al Hospital Guillermo Rawson de la capital provincial. El centro médico cayó por culpa de los herederos.

Unas horas después, Pérez intercambió mensajes con una persona de Cercana. Según el contenido de dichas comunicaciones, el hombre confesó haber sido el autor del crimen de su experimento.

Yanina Pérez, la mujer sentada en un cementerio de San Juan.

“Qué se dice de mí”, que sabe escapar del cemento, mientras trabaja como pincel. “Dicen que ha matado a una mujer”, respondió desde el otro lado.

Entonces encontré evidente la autoincriminación. «Te cuento lo que hago con las tazas…son como cinco puñaladas», Para el audio que se envía a tu teléfono, verás la reconstrucción de los diarios. el tiempo La provincia de San Juan. Estos documentos fueron llevados a la investigación, dijo La provincia el fiscal del caso, Adrián Riveros.

A juicio de la primera información forense difundida por la Policía de San Juan, El cuerpo de la víctima presenta al menos cinco heridas punzocortantes: uno en mamá derecha, 3 centímetros; otro en hemitórax derecho de la misma longitud; otro en la zona del abdomen, de 5 centímetros; se extiende una cuarta en el hemitórax y se extiende el resto de las costillas, en la zona.

En las últimas horas también se supone que hemos trabajado en el cementerio de Angaco y que nos quedan algunos días para vivir en medio de una fuerte discusión.

El cementerio de Angaco, en San Juan, es escenario de un feminidio. Foto municipio

Pérez, que conoce “El Guascazo”, tiene antecedentes. En 2020 tuve SIDA condenado a un año de prisión por las lesiones que les causaron con otros fines quienes fueron perseguidos y agredidos en la calle. “Hija de puta, sabía que me la ibas a pagar”, dijo, en ese momento, el acusado de víctima. Además, atacaste a Yanina.

Además, los meses de luna fueron atendidos por hombres de la zona y «sólo los detuvieron una hora», indicó Laura Isabel Vera, delegada provincial de la Asociación de Casa Clusters. “Somos responsables de la Justicia Sanjuanina y de todos los actores involucrados en la esposa de Yanina Pérez que exigen celeridad para detener el proceso y aprovecharse de Omar Pérez que terminó de manera atroz y desesperada con la vida de su experiencia”, dijo Vera.

El sospechoso puso el pastel en la cementera. La policía realizó un acompañamiento hasta su casa, de allí trajeron su DNI, pastillas y ropa usada. Es tarde en la noche, pero nadie se ha topado con ella.

Por el crimen de Yanina, el intendente José Castro decretó 24 horas de duelo en el municipio y expresó su «más resentimiento por la culpa de la compañera de trabajo, Yanina Pérez, quien desempeñaba sus funciones como coordinadora de Tareas en el cementerio departamental». .

Por su parte, la policía de San Juan publicó una fotografía del cónyuge. “Se busca”, leemos en el texto que acompaña a la imagen. Piden que, para cualquier información, se comunicará “a la línea gratuita 911”.

Con información de Télam