lunes, abril 22

Vicky López: su fichaje en la playa de Benidorm debuta con la absoluta con 17 años | Fútbol | Deportado

“¿Juegas en el Rayo Vallecano?”, se preguntaba inocentemente aquella chica de año nuevo que estaba paseando en la playa de Benidorm en Alba Mellado, a este futbolista del Madrid CFF. “¿Eres Vicky López?”, contestó. Vicky se sorprendió: no sabía quién era Mellado, y aunque había pretendido denunciarla en dos ocasiones durante meses, no lo había logrado. Pero el futbolista registró a la perfección esa dura y completa fase física -física, pero atlética- cuando corrió por el ruedo. No dejes que sostenga una pelota entre los puentes. “Creo que es Vicky López”, le dije, arropando en la hamaca, a mi compañera Paola Ulloa. “No hace falta jugar, ni días ni meses para coincidir con ella”, contestó el otro futbolista.

Descubrimos el talento de Vicky: ella es parte del equipo que él está entrenando. Ese día Mellado vistió expresamente la camiseta del Rayo con la intención de que la pequeña la llevara. Funcionó. Y además funcionó porque Mellado se compró un barco atracable para jugar con la niña, sus primos y sus hermanos en los últimos días de vacaciones. Cuando todo acabó, el padre de Vicky llamó a Mellado: la pequeña pasó a formar parte de la cantera del CFF de Madrid. “Fue el destino. O una casualidad”, registra con orgullo Mellado.

Ahora, estos años después, aquel joven madrileño tiene todos los récords de precoz con el FC Barcelona. Y también con la selección. El pasado fue el partido más joven en su debut con España, en la semifinal de la Liga de las Naciones ante Holanda: 17 años, 6 meses y 27 días. Pasó así directamente de la sub-17 —con el campeón del mundo— a la absoluta. Y no por casualidad.

Su citación llegó mientras estudiaba para un examen de historia que tomó tarde. Habló con su padre, con un par de personas más y luego se centró —sorprendentemente— en su examen, que para ella fue “bante bien”. Victoria López-Serrano Félix (Madrid, 17) se encargó de copiar a su hermano que jugaba al fútbol. Entre las cuadrillas de chicos en el pabellón de fútbol de su colegio y en los clubes del barrio de Vallecas, Vicky intenta jugar en el Rayo Vallecano. Espera hasta que me encontré en Mellado y Ulloa. “Destacaba muy por encima del resto. Lo que más nos sorprendió fue la velocidad: algunos niños quedaron enganchados”, confiesa Mellado, que fue su mentor desde el año nuevo hasta los 14. Siempre he estado acostumbrado a jugar -sin niños- con niños mayores y mayores, y con 15 si se convertía en el jugador más joven y debutaba en primera división de la mano del Madrid CFF.

Esa pequeña Vicky ha crecido, pero no ha cambiado mucho. Introvertido desde el principio, pero con sentido de sabiduría, cuando necesitas tener confianza y divertirte, buscar y ser sociable. De madre nigeriana y padre español -como reflejan en Instagram con ambas bandas- algunos de ellos la reconocían como leona. Ahora es sólo Vicky. Perdió a su madre, Joy Félix, a causa de un tumor cerebral a los 11 años, y su padre se encargó de criarla por todos lados y confiar siempre en ella. Y la alegría heredó su fuerza de voluntad. “No necesitaba nada porque tuvo el coraje de lanzarse hacia adelante con fuerza. Cuando ya nadie tenía energía en el equipo, se subió a él. Es digno de admirar. Cuando crezca un poquito más y sea consciente de lo que lleva dentro estará a otro nivel”, confiesa Mellado.

Un año después de su debut, en 2022, el FC Barcelona hizo oficial su plantilla. Desde entonces vive en La Masia, y también se hace eco de su casa, poco a poco ha ido escuchando a sus compañeros del Barça B. Con el dorsal 30 Con el debut de Messi, dentro del traje del primer equipo luce una «hermana mayor», confiesa. “Para mi es como mi hermanita. Está funcionando muy bien y me encanta”, explicó Salma Paralluelo. Fue el jugador más joven en debutar como italiano en la Liga de Campeones y en el Camp Nou (16 años y 148 días), y también el jugador más joven en marcar en un clásico (17 años y 116 días), por número de Ansu Fati en ambas. marcas. Sobre el terreno de juego, a Vicky no le importa bajar ni tocar el balón, y se siente libre de alternar posiciones. Esta vez acumula 22 partidos disputados con el primer equipo, cuatro goles y tres asistencias.

“Su formación y su capacidad, además de lo que está haciendo en su club, este tiempo nos ha dado la oportunidad de conservarlo. Ha podido entrar hoy al campo”, afirmó Montse Tomé en el contexto del País Bajo. Vicky se acercó a Jennifer Hermoso para tener el balón y calmar sus pies. “Estoy feliz de poder debutar en un muy buen contexto. Al principio, cuando me llamaron para calentar, estaba súper nerviosa. Tanto es así que me dolía el estómago. Pero cuando entré dejé los nervios en la banda y lo disfruté”, confesó la joven. En 18 minutos me tomé un descanso en la puerta, solo me perdí la pose de 21 acciones tres veces y fue tu actividad de pasos más activa con un 89%. Se levantó la ovación de La Certosa y los vítores de sus compañeros. «Me da un poco de vergüenza estas cosas, pero agradezco a cada una de las personas que me han ayudado y acogido», afirmó la madrileña.

Vicky López, asistida por sus compañeros tras el partido entre España y Países BajosMARCELLO DEL POZO (REUTERS)

Vicky no mencionó agradecer. Mellado le envió un mensaje al terminar su llamada y el joven le agradeció lo que tenía para ella. “Es una estrella”, afirma Mellado, que la ve con fuerzas para ser una futura capitana pese a su timidez. Quizás ese sea su destino, pero está claro que no será casualidad.

Puedes seguirlo en EL PAÍS Deportes en FacebookXo escribe aquí para recibirlo nuestro boletín semanal.

Regístrate para seguir leyendo

lee sin limites

_